Carlos Villarrubia

Carlos Villarrubia (L'Hospitalet de Llobregat, 22 de julio de 1955). Escritor, compositor, periodista, autor multimedia, viajero, cosmopolita y alma nómada. Gran parte de su vida transcurre en l’Hospitalet.

Investigador de formatos creativos, explora todos los lenguajes emocionales. Ha participado como autor en más de 50 libros como Placeres compartidos, Afectos en acción, Zona sensible, Bye bye lágrimas (en colaboración con Silvia Marsó y Ginés Liébana), Cuaderno de Habaneras, La isla del ensueño, Iris Lázaro, La mirada radial, Arquitectura y vida de fronteras, Lo más pop, Penumbrales de la Romeraca, El libro de los ángeles (donde colabora con Miguel Bosé, Luis Racionero, Nacho Cano, Paco Nieva). Autor de los monólogos Barcelóca y Será leyenda, luego interpretados por Silvia Marsó y Paola Dominguin. Creador del grupo cultural La Empresa Invisible. Miembro del consejo de redacción de Álbum letras artes, donde ha publicado más de 60 ensayos sobre pensamiento emocional y viajes. Sus temas ilustran films como Tatawo, Balseros o Eneadrama. Actor también en el film Eneadrama.

Autor de más de 500 canciones interpretadas por más de 100 artistas como Martirio, Mayelín, Lucrecia, Banda Caliente, Cómplices, Miguel Ríos, Chago Melián, Carme Canela, Cómplices, Hilario Camacho, Ángela Muro, Los Manolos, Pedro Javier González, Los que no escarmientan o José Antonio Ramos. Autor de los musicales Ángeles y demonios, María de Candelaria, Viva Vivaldi. Guionista-reportero en programas de TV como El arte de vivir, Por querencia, Por la ruta de los vientos, Signos del olivo, Mano a mano, o Vostè pregunta. Director de audiovisuales. Conferenciante. Director de encuentros de creación afectiva en Ecocentro-Madrid. Colaborador en tertulias radiofónicas y televisivas. Presentador de eventos culturales. Explorador de lenguajes emocionales, director de talleres de expresión anímica. Alma nómada. 

Con acento sentimental 

  SIN EFECTO RETROVISOR

de Carlos Villarrubia

Photo by ActionVance  

Nos pasamos la vida de retrovisor en retrovisor, perdonándonos los pasos como en pura Inquisición. Con cromitos de nostalgia no se eleva el edificio. Qué bello es tener memoria si el árbol de los recuerdos ramifica.En el mar muerto de las solemnidades asoman flores marchitas entre montañas de papeles que ya se han vuelto amarillos. El hilo de la vida a menudo escamoteado por la selva de ruidos, por la jauría de estímulos enloquecedores. De tanto balancearnos en los balancines olvidamos el reto mágico de la página en blanco, el susurro hechicero de la realidad que espera nuestro acento sentimental para transparentarse. Que nunca nos falten besos para dejar señales de amor divino en las almas desanimadas. Aventura  que espera en un tiempo de enigmas ,misterios y fe decidida por la exploración emocional. Saltándonos así el anodino calendario. Tenemos física y química y además de levitar también sabemos convocar  a la voz de las caricias con el espíritu de todos los tiempos, con la rosa y la ruta de todos los vientos..Sí,  sí, sí, seguro que sí, al disipar la niebla abrir el bazar sin límites de lo invisible.

Carlos Villarrubia

  • Facebook - Black Circle

© 2017 by www.hildafusion.com   

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle