Dioni  Arroyo Merino

Licenciado en Antropología y diplomado en Educación Social, nació en Valladolid (España) en 1971, y trabaja como escritor y funcionario público de la administración del estado para el Ministerio del Interior. 

EL CUENTO DE LA CRIADA EN EL UNIVERSO ATWOOD

La escritora canadiense Margaret Atwood, es de esas personas que no ha dejado de sorprendernos a lo largo de toda su vida. Poeta, activista pro derechos humanos y profundamente humanista, su literatura está dotada de una exquisita sensibilidad hacia los problemas ecológicos y de género, mostrando su preocupación por la situación de la mujer, temas muy recurrentes en su dilatada trayectoria literaria.

En el último tercio del siglo XX, publicó “El Cuento de la Criada”, una distopía feminista con una fuerte carga de crítica social, que sin embargo, en España no causó el impacto transgresor y revolucionario que obtuvo en su país y en el mundo anglosajón. Los asiduos lectores a la ciencia ficción social, tuvimos el placer de leerlo cuando por fin se tradujo al castellano, y nos dejamos embrujar por su perturbadora historia.

“El Cuento de la Criada” se ha vuelto a poner de actualidad gracias a la serie de HBO –HULU ha sido la cadena original-, dirigida de manera magistral por Bruce Miller y protagonizada por Elisabeth Moss en el papel de Defred. 

Pero, ¿cómo es posible que, después de más de treinta años haya logrado situarse entre las series de mayor audiencia? 

La serie en su primera temporada, sigue con gran fidelidad el argumento de la novela, y en la segunda, al menos los primeros capítulos emitidos hasta ahora, ha sabido volar con libertad, enriqueciendo la trama con nuevos elementos de rabiosa actualidad, como el desastre medioambiental o los problemas de la baja fecundidad en algunos países europeos. Nos describe un mundo gobernado por ultraconservadores, que han transformado los Estados Unidos en el paraíso de Galaad  - tal como se menciona en el Antiguo Testamento -, una teocracia en la que las personas se encuentran permanentemente vigiladas, y las mujeres se dividen en castas carentes de derechos. Las criadas, a las que se les niega hasta su nombre de nacimiento, se han convertido en animales reproductivos de exclusiva propiedad de una familia, meros objetos sin autonomía económica ni privacidad, la casta más baja que todos desprecian y que mantienen con vida por su capacidad de engendrar vástagos que pertenecerán a las familias del régimen. 

Lo más estremecedor del libro y de la serie, es entender cómo se ha llegado a esa situación de degradación política extrema. Justificándose en varios atentados terroristas de corte islamista – una amenaza muy actual, lamentablemente-, un determinado grupo de presión consigue todo el poder de manera violenta, prometiendo seguridad absoluta a cambio de ceder derechos y libertades, dilemas que, si bien en los años ’80 eran impensables, ahora son peligrosamente planteados en Occidente. A partir de ahí, la historia deforma una realidad brutal, despiadada y  cruel, en la que una sociedad entera, vive aplastada por el miedo, pero en la que también hay corrupción y vicios, bajo el falso manto del puritanismo.

Ganadora del prestigioso premio Arthur C. Clarke, se circunscribe dentro de la larga tradición distópica del siglo pasado, junto a grandes obras como “Nosotros” de Yevgueni Zamiatin, “1984” de George Orwell, “Un Mundo Feliz” de Aldous Huxley o “Fahrenheit 451” de Ray Bradbury, que se aventuraron en imaginar el peor de los futuros posibles, haciéndolos demasiado creíbles, y consiguiendo que pasáramos un mal rato.

Lo mejor de “El Cuento de la Criada”, es que, cuando terminamos un capítulo, sabemos que todo es ficción, que la realidad discurre por otros derroteros, aunque también nos invita a reflexionar advirtiéndonos de lo frágil que son los sistemas democráticos, y de lo fácil que es acabar en una tiranía. Es la gran capacidad de Atwood, que además de entretenernos, nos invita a cuestionar el mundo que nos rodea, analizando las consecuencias futuras de nuestras decisiones presentes. Es una escritora innovadora que se ha adelantado a su tiempo en todas sus obras, incluso actualmente, tan en boga el subgénero de la Ficción Climática, numerosos críticos coinciden en nombrar a “Oryx y Crake”, otro de sus grandes éxitos y publicado en 2003, como una de las novelas precursoras en tratar las consecuencias de la manipulación genética y el mal uso de la medicina para experimentos humanos.

Si deseáis pasar horas inolvidables, de entretenimiento, miedo y reflexión, “El Cuento de la Criada” es vuestro libro, y mi consejo es que después disfrutéis de la serie de televisión, pero no al revés. 

Dioni  Arroyo Merino

© 2017 by www.hildafusion.com   

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle