Francisco Sepúlveda

Francisco Sepúlveda Priego nació en Córdoba, el 30 de junio de 1971.

Cursó estudios de Derecho y desde el 2000 trabaja como gestor en un grupo de empresas de promoción inmobiliaria.

Gran aficionado al cine, la literatura, el cante flamenco y el jazz.

De formación autodidacta, desde muy niño se sintió fascinado por el mundo del cine (con especial predilección por el western y el cine negro), interesándose no sólo por las películas en sí sino por todo lo que rodea a la creación cinematográfica.

La cultura del cine y del libro se dan la mano en su hasta ahora única obra publicada: “Route 66, Fila 7” (Editorial ExLibric).

También escribe ensayo y relato breve y tiene en proyecto su primera novela.

LA UTILIDAD DE LO INÚTIL

Corren malos tiempos. Y no me refiero a la omnipresente crisis. Siempre corren malos tiempos para el que vive. Nadie nos dio un manual de instrucciones al nacer, y los avatares diarios para salir adelante nos sumergen en ocasiones en un estado de preocupación y angustia que sólo se solapa con intermitentes oasis de momentos dichosos.

Es lógico por consiguiente que una de las mejores maneras de combatir los embates de la vida sea la de multiplicar esos momentos. Y no se me ocurre forma más idónea para ello que el refugio en el arte y la cultura.

La inmersión en el mundo de las manifestaciones artísticas y culturales (literarias, pictóricas, musicales, filosóficas…) es un ejemplo de felicidad escogida. Una demostración de que, en ocasiones, la felicidad es una opción y no un regalo sobrevenido.

El arte nos da la oportunidad de conocernos. De comprendernos. De explicarnos como seres humanos. De unir sensibilidades a través del disfrute de la obra. Nos sumerge en un océano de sensaciones que representan una pausa en nuestro periplo cotidiano. Una pausa y un descanso en que sólo tiene cabida el disfrute y el aprendizaje. El estímulo de lo sensitivo. El alboroto de las neuronas. La huida del frío mecanicismo de nuestro quehacer diario.

Cuidado: no estoy afirmando con esto que todas las vidas sean grises. Pero sí afirmo rotundamente que el arte, la cultura, el conocimiento, son los mejores pinceles para acabar con esos grises y pintar nuestra vida de colores.

En uno de mis poemas preferidos, Antonio Machado decía lo siguiente:

                                 “Sabe esperar, aguarda que la marea fluya
                                 -así en la costa un barco- sin que la mar te

inquiete.

      Todo el que aguarda sabe que la victoria es suya;

      porque la vida es larga y el arte es un juguete.

                                     Y si la vida es corta
                                  y no llega la mar a tu galera,
                                  aguarda sin partir y siempre espera,
                                                  que el arte es largo y , además, no importa.”

Machado demuestra en estos hermosos versos que ha entendido hasta el tuétano la esencia del arte. No sólo la vertiente lúdica del mismo (“…el arte es un juguete”), sino también la convicción de la utilidad de lo inútil (“…el arte es largo y ,además, no importa”). Entendiendo a lo útil, claro está, como lo rentable, lo productivo a corto plazo en términos mercantiles.

El arte y la cultura juegan, por así decirlo, en otra liga. Constituyen alimento para el espíritu. Están muy por encima de otras consideraciones.

En esa obra maestra del cine negro que es “El halcón maltés”, al final de la película, pregunta el detective Sam Spade de qué material estaba hecha la estatuilla por la que se han cometido tantos crímenes. La respuesta: “Está hecha del material con que se forjan los sueños”.

Ni más ni menos que de eso estamos hablando. De lo etéreo. De lo eterno. De lo inexplicable. De lo feliz inasible.

Dijo alguien que el arte es lo que nos va a salvar, y estoy de acuerdo. No de la muerte, que es antipática e inevitable.

Pero dejemos que sea el arte lo que nos salve de la vida.

Francisco Sepúlveda

  • Facebook - Black Circle

© 2017 by www.hildafusion.com   

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle