SIMULTANEIDAD, NO LINEALIDAD. 


CAUSALIDAD, NO CASUALIDAD 

He querido mirar estos días cómo estaban colocados los planetas por intentar buscar una razón inexplicable a la crispación que es viven en el entorno.

En el artículo anterior hablamos sobre el concepto del Qi. Un concepto que usamos con mucha frecuencia incluso aunque no estemos familiarizados con la filosofía oriental, pero que está presente en muchas series y comics sobre todo de artes marciales. Existen dos conceptos importantes que nos ayudan a comprender más alla de lo que vemos, o de los que podemos percibir con nuestros sentidos primordiales o con esos sentidos que hemos creado artificiales. Todos tenemos la experiencia de haber vivido, ya mirando atrás, esa sensación de que todo encaja de manera casi mágica. Suelo escribir esta frase para comprender de lo que voy a hablar: «La vida es un misterio cuando se mira hacia delante y un mapa misteriosamente pautado cuando se mira hacia atrás». No es extraño que mantenga esta conversación con mis pacientes y también con mis alumnos, es como un reconocimiento posicional, el establecimiento de una posición mental que nos marque unas referencias. La referencias se han ido complicando con el paso del tiempo, y no son solo tres ejes, ni muchísimo menos. Vivimos todos conectados. Todos. Pero dentro de nosotros en nuestro interior, esto está replicado. Cada una de los millones de células que nos compone es parte de un sistema armonioso y ordenado. Paracelso en el siglo XV dijo: «Somos un microcosmos dentro de un macrocosmos». El que comprenda las leyes básicas, tendrá el universo girando en sus manos. Comprender para poder gobernar de forma sabia, comprender para poder vivir con modestia, empatía, equanimidad, honestidad, servicio, amor; pues el universo es mayor que nosotros y todos, repito, estamos conectados. Algunos hay que creen ser los que manejan los hilos, pero no es así, ellos están manejados aún por otros hilos. Para comprender la relación especial que nos une a todos y que conforma eventos que nos parecen extraños, esas «coincidencias» mágicas que nos brinda la vida hemos de conocer algunos conceptos, que iremos desgranando en estos artículos de La Búsqueda de Jade. Espero sus comentarios si así lo desean. 

Comencemos con los conceptos de Causalidad y Simultaneidad.

El universo no es lineal; el devenir de los acontecimientos, tampoco. La Teoría de la Relatividad de Einstein y otras teorías como el Principio de Incertidumbre de Heisenberg o el denominado Efecto Observador, nos trajeron una visión del universo diferente a la que poco a poco nos fuimos acostumbrando. Ahora se habla de multiverso en lugar de universo y la posible existencia de universos paralelos está ampliamente aceptada con toda la complejidad que ello significa y los nuevos paradigmas que conlleva. 

Es importante que aprendamos a ver una secuencia de sucesos como el resultado de la interacción de múltiples factores. A lo mejor en ocasiones sólo es uno, pero ese uno puede afectar más de lo que creemos. Cuando tiramos una piedra al agua, se forman ondas que mueven todo lo que está alrededor, afectando desde un sólo punto de impacto a todo lo que la onda alcance; cada punto de las ondas que se forman a su vez es un punto secundario de generación de ondas. Recordemos la Teoría Ondulatoria de Huygens, formulada en 1678. De esta forma también se desarrollan los acontecimientos y una causa puede tener más de un efecto. Un solo acto o gesto puede tener una importante trascendencia que no solemos considerar. Imaginemos una piscina llena de bolas como las que usan los niños en los parques infantiles: introducir de golpe una bola no afecta sólo a una bola, sino que desplaza a más de una, el desplazamiento de cada una de las bolas que son contactadas en inicio (efecto directo) desplaza (afecta) a las de su entorno (efecto secundario) y éstas a las de su entorno (efecto terciario), etc. De tal forma que incluso podemos deducir que una misma bola, según su localización, puede sufrir más de un efecto simultáneamente. 

Todo lo que ocurre es consecuencia de una simultaneidad, de un conjunto de circunstancias. No existe la linealidad. Esto ciertamente complica la razonable deducción lógica, pero recordemos que la Teoría del Caos se manifiesta también en el «control» del correcto funcionamiento de nuestra fisiología, de todo lo que ocurre en nuestro cuerpo – mente. El Orden y el Caos aseguran la vida: yin y yang aseguran la vida. 

En resumen, cada hecho puede ser efecto de varias causas y este hecho a su vez desencadenar otros efectos. Podemos tener manifestado en uno o varios planos o niveles el efecto proveniente de otros planos o niveles. 

No existen las casualidades, existen causalidades. 

Casualidad es la palabra que empleamos cuando ignoramos la causa. 

©Dra. Nuria Lorite Ayán
Más información en el texto Las Bases de la Medicina China, Fisiología volumen 1.

Dra. Nuria Lorite Ayán
Directora y presentadora de La Vida Biloba, podcast y programa de radio.

Dra. Nuria Lorite Ayán

  • Facebook - Círculo Negro

© 2017 by www.hildafusion.com   

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle