Antonio  Portillo Casado

Con la Poesía de

Antonio Portillo Casado (Jaén 1963). Es funcionario y poeta. Es miembro de ACE-Escritores,  de la Asociación de Escritores de Madrid, amigo de la Fundación Centro de Poesía José Hierro y miembro de la Academia Norteamericana de Literatura Moderna (Capítulo Reino de España). Estudia a los poetas clásicos españoles, Machado, M. Hernández, Lorca, Alberti, Lope, Quevedo, Otero, León Felipe, Espronceda, Larra. Cree que la poesía es belleza, sentimiento, emoción, crítica y reflexión. Acude a Tertulias Literarias en Madrid. Participa en eventos poéticos, artísticos y solidarios. Ha firmado sus poemarios en diferentes Ferias del Libro (Madrid, Alcalá de Henares, Palencia, Toledo, Valencia, Valladolid, etc.). Poemarios: Amanece Copo a Copo, nov. 2015. Singladuras, nov. 2016.

DE MI HABANERA

Intenso azul libre...
Plateado mar andaluz, desde Cádiz a La Habana.
Brillante Caribe, desde Cuba a España.
Singladuras de anhelantes idas
y amargos regresos.
Resplandeciente Caribe,
cuéntame de La Habana, tú que su hermosa
bahía bañas y sus cabellos,
la dorada brisa ondula.
Háblame de sus suspiros.
De mi habanera, susúrrame.
Cuéntame de la reina de Cuba,
de la diosa criolla,
de mi María, luz de mi sentimiento.
Dime, si al atardecer, con la mirada
en tu azul, susurra
mi nombre a delfines,
gaviotas y caracolas.
Háblame de mi linda guajira,
de cuando sus cálidos
labios acariciaban los míos
mientras nuestras almas
se besaban a la luz
de luna antillana;
de cuando mecía la brisa marina
nuestros cuerpos a la sombra
de las palmeras acogedoras,
en aquellos días bajo el sol cubano.
Deléitame, Caribe, con sus acrisolados
recuerdos en esta cárcel donde lloro.
Recuerdo las claras calles
por las que mi María bailaba;
recuerdo su oscuro cabello que las orquídeas
deseaban adornar.
Relucían sus sabrosos labios
más que las estrellas.
Cuéntame, Caribe,
de mi caribeña,
que me conquistó
en aquella azul cantina,
donde amorosas canciones
escuchábamos
entre guitarras, bongós y ron.
Cómo me seducía en las empedradas calles
de La Habana, hacia la bahía desde la catedral.
Flor de Mariposa,
asómate a la ondulante plata,
que mi beso ya surca el mar, hacia ti,
desde Cádiz,
bajo las estrellas de la bruna inmensidad.

(del poemario Vientos del Verso)

FERVIENTE MARINERO

Que tú volvieras, esperaba.
Esperaba sentado sólo en la orilla del mar.
Sacudía mi cabello el oleaje y el aire.
Como fieras, las olas venían y la inmensa mar me llamaba.

En lo bello las olas me sumergían.
Se desnudaban lentamente las blancas olas
y al contactar conmigo sonreían.

Toda mi mente se despejaba al acariciarme ellas todo mi cuerpo.
Se entrelazaban y extasiaban mis sentidos.

Cuando me enamoré de las olas y me hicieron olvidarte,
me hice un ferviente marinero
para, por siempre, estar en la libre mar.

 

(Poema del Poemario "Amanece copo a copo a copo")

Antonio  Portillo Casado

  • Facebook - Black Circle

© 2017 by www.hildafusion.com   

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle