Vamos a querernos en silencio

Vamos a querernos en silencio
hasta que se nos seque la boca
por guardar el secreto.
Vamos a amarnos a escondidas
a momentos
a retazos
a golpes de oportunidades.
Vamos a amarnos para siempre
aunque dure un instante.
Vamos a hacernos eternos
contra la fragilidad del tiempo.
Vamos a romper las reglas
ser pecadores
ganarnos en cada orgasmo 
el infierno.

Cleopatra La alquimista de:

Amor Pérez Egea

Amor Pérez Egea nació en Barcelona.

 

Cursó estudios superiores especializándose en Nutrición y Dietética.

Actualmente reside en Sant Cugat del Vallés, ejerce de terapeuta en su consulta de Barcelona, colaborando diariamente en programas de radio como asesora en temas alimenticios.

Su profesión le permite viajar a menudo e impregnarse del ambiente, del lugar, de las personas y convertirlas en sus protagonistas de sus relatos.

En su primera novela “Todas somos Bellas”, muestra la cara más oscura del amor.
 

Su segunda novela “¿Qué estás pensado?”, nos presenta una novela de amor y tensión a través de las redes.

 

Actualmente ha acabado dos nuevos libros que presentará en breve.

Te prometo:
Parar el tiempo
hacer castillos en el aire
con la arena del reloj
y habitarnos.
Arañar tu espalda
con las agujas arrancadas
trazando caminos para perdernos,
Tapar el sol con mi cuerpo
cegando tus sentidos
iluminado tu deseo.
Colocar mis manos en tu cabeza
para acallar los sonidos.
Humedecer la maquinaria 
consumir la energía 
dejarlos secos.
Pactar
si hace falta
con el diablo
que se lleve mi alma
y deje mi cuerpo
junto al tuyo.

Nunca funciona
cerrar los ojos o esconder la cabeza
para sentirse a salvo,
la huida no es la respuesta.
La pupilas se dilatan
la voz se aterciopela
sientes la sangre fluir por tus venas.
Le llaman reacción Bioquímica, o sea, enamorarse.
Excavaré en tu vientre
para desenterrar el amor
para crear un hombre nuevo
con la confusión
para arrancar la tortura
y romper la membrana 
que te aprisiona.
Atravesaré tu lenguaje con mi lengua
lavaré tus heridas
no regresar al pasado
hacernos presente.
Llevarnos al Paraíso nuestro infierno
sembrar en la arena
abonar nuestros cuerpos
enraizar nuestras manos
y nuestras piernas.
No tendré prisa amándote 
te haré despacio
sin diccionarios
y con faltas, no errores.
Sin tildes que te acentúen
porque nada es mas relevante
que lo siguiente:
Todo

eres de mi importancia. 

Posar mis labios
en el abismo de tu clavícula
besar sin miedo
mientras me deslizo
por el precipicio 
de tu piel.

La vida, de nuevo,
siempre comienza 
después de un apagón.
La vida se hizo instante
cuando nos cruzamos.
¿ Azar o destino ?

Y por días, día tras día
construimos una casa
donde nos reseteamos.

Si te ha hecho sentar en el borde de la cama
con los codos apoyados en las rodillas
las manos enlazadas sintiendo aún su calor
puesto la sonrisa en tu cara
y perdida la mirada en el horizonte…
¡ Es ella !

Recordaré siempre el momento exacto
en el que comencé a amarte
como un golpe en un instante
que sacudió 
las últimas hojas de mis ramas.
Era invierno,
cerraré los ojos
imaginaré como te he pensado
mis hojas caídas entre tus piernas
mimetizándose con tu pelo dorado.

Un día tuve el modo de llegar a ti
conseguí tu dirección 
aprendí el lugar.
Me diste las llaves que te abren
el código de tus alarmas
el mando de la cama.
Desde el primer momento 
nos tuvimos
sin más datos.
Estuvimos  desde antes del principio
ya nos pertenecíamos antes de sabernos.

No sé si despertarás  mis mañanas
ni cuántas noches me dormirás
si sabremos entrarnos y salirnos
si nuestros cuerpos encajarán.
No sé cuántos  ¨te amo¨ nos diremos
ni cuándo
ni dónde
pero si el porqué …
Nos somos necesarios.

Amor  Pérez Egea

  • Facebook - Círculo Negro
  • Twitter - Black Circle

© 2017 by www.hildafusion.com   

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle