Alba  Oliva   

Alba Oliva, nace en Córdoba el 13 de mayo de 1980.


Tras finalizar sus estudios de Bellas Artes en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos Mateo Inurria (Córdoba) en el año 1998, la autora adquiere la Diplomatura en Educación Primaria así como en Educación Musical por la U.C.O. (Universidad de Córdoba, 2001). Ingresa en el Cuerpo Nacional de Policía en el año 2005 movida por una fuerte vocación, sin dejar de lado todas sus inquietudes artísticas. Es autora de la novela "El color del ritmo" (Editorial Amarante, 2018). Así mismo, ha publicado más de veinte relatos en una revista cultural con difusión en Estados Unidos, buena parte de Lationamérica y Europa.
 

Ha compaginado su profesión como agente de policía con el mundo artístico, exponiendo sus colecciones de pinturas al óleo sobre lienzo en diferentes salas, proyectando sus cortometrajes (para los que compuso su música) y, sobre todo, desarrollando la creatividad literaria.

INVISIBLE

Cincuenta y dos años, tres hijos, viuda. Tengo unas arañitas vasculares que según la clínica no son lo suficientemente prominentes como para poder quitarlas, la aguja es más gruesa que las mismas y no podría efectuarse el tratamiento. Los kilos de más y el vientre algo descolgado por los partos no son tan abundantes como para someterme a una reducción de estómago, pero sí para que me cueste la misma vida deshacerme de ellos. No soy guapa, en absoluto, si bien, sería un error entrar en un quirófano y arriesgarme a que el resultado sea peor que el reflejo que me ofrece el espejo. Soy una mujer invisible, así me catalogo yo misma. Sí, por falta de autoestima, eso es lo que dice mi psicóloga con toda la razón, una agradable joven a la que ayudo, y no sólo económicamente (las sesiones no son baratas) sino porque después de tres años, la veo una vez por semana, más de lo que veo a mis amigas, y las terapias se han convertido en un práctico y agradable cruce de opiniones, risas en las que a veces ella se desahoga conmigo más que yo con ella. Algo que por raro que parezca me ayuda, me siento útil o algo así.

Todos mis días son tan parecidos que no me hace falta almanaque, estoy programada totalmente. Me despierto sin despertador. Mi trabajo como administrativa y el ciclo solar me indican en que día y hora me encuentro. Una autómata más, sumergida en la afable zona de confort. Mis paseos por el parque o mis salidas al campo o de excursión los domingos también están programados, incluso las vacaciones, vaya a donde vaya. Todo me parece similar: catedrales, playas, montañas, nieve, restaurantes… Como soy invisible supongo que también estoy vacía.

Seis meses después

He conocido a un hombre maravilloso al que no le importa mis arañas vasculares, ni si quiera las ha buscado, no sabe de su existencia. Le encantan mis kilos de más, que ya no son de más, son mis kilos, sin más. Goza de mi cuerpo y yo del suyo. Sencillo. ¿Cirugía? No quiere ni oír hablar de eso, sólo le importa que esté sana, como a mí que él lo esté. Las charlas ya no las tengo con mi psicóloga sino con él, con quien me río y algunas veces lloro, lloramos, cuando recordamos tiempos difíciles. Da igual el sitio de vacaciones o el restaurante; el lugar cambia cuando nos miramos, nos besamos y nos reflejamos en los ojos del otro. ¿Etiquetas, invisible? Menuda tontería. Estoy viva, ¿cómo no me enamoré de mí antes, sin que hiciera falta que alguien me recordara lo que es el amor? Pero bueno, ha salido así. Ambos nos valoramos nos ayudamos y las preguntas las lanzamos al presente, sin lamentaciones.

Nunca he sido invisible, me doy cuenta de que siempre he sido invencible.


Gracias querida vida,
Atentamente
Alejandra.

LOS QUE MIRAN LAS ESTRELAS

Presionas aquí para adquirirlo

Sinopsis

“Los que miran las estrellas” es un thriller policial donde acontecen varios casos basados en hechos reales, siendo uno de ellos la columna vertebral de gran parte de la novela. La trama se mueve en una historia coral en la que seis personajes principales sólo tienen en común un gesto: mirar las estrellas en momentos de consternación. La autora compara la conexión paulatina o repentina de los personajes con la forma en que los astros, nebulosas y otros objetos del cosmos interactúan entre sí, empujados prácticamente por las mismas leyes.
 

El más allá, con la narración de varias experiencias cercanas a la muerte, será una constante a lo largo de toda la novela, con toda la amalgama de giros que ello conlleva.

Alba  Oliva

  • Facebook - Círculo Negro

© 2017 by www.hildafusion.com   

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle