Óscar Cerezo

Óscar Cerezo nació en Madrid un verano de 1978, aunque el destino decidió que su estación favorita fuese otoño. Creador incansable, es el autor de Hacer el amor con palabras, con cuatro ediciones que avalan su éxito, y su actual trabajo El Mercader de Sentimientos, donde muestra una versión madura en su forma de escribir, con un estilo propio. Óscar Cerezo compagina su profesión de Policía y la responsabilidad como padre con su sentimental arte literario, donde como siempre se muestra a corazón abierto.

-Siento que me voy-

Me quedo fría, lo se lo noto. Me quedo fría en esta cama que ya no soy capaz de deshacer. Fría aquí, en mi habitación donde tanto he vivido y soñado incluso despierta, donde amé sin medida y gasté todos mis besos. Fría como la luz que entra bajo la persiana o como esa gota convertida en nieve que al igual que yo también morirá.

     Apenas puedo moverme pero es mi cerebro quien me lleva a recuerdos que olvidé no se en que momento. No hablo de grandes viajes ni cenas costosas. Habló de la sensación de posar mis dedos sobre el cristal, ver como el vaho de mis yemas se pierde y la oscuridad de ahí fuera  parece incluso romántica. Una oscuridad donde me siento libre, donde me apetece disfrutar la lluvia rodeada de un silencio roto por la tormenta y el aguacero. Recuerdo la arena del mar, su tacto, huele a sal y mi piel untada de coco, el agua hasta mis tobillos y mis pies ocultos por esas olas que se van. Lleno mis pulmones. Césped recién cortado, humo de leña y un grano de café. Tu perfume preferido, mi ilusión y tus ganas mientras me quedo fría, inmóvil, creando perlas que caen por mi rostro apagado y marcan sin palabras la almohada. Pienso que nada de esto debería estar pasando, que en cualquier momento entrarás con tu voz alegre, levantando ruidosamente la persiana y sin hacer caso al tiempo apartarás sabanas y mantas, besarás mis miedos y luego haremos el amor. Si, el amor.

    Me quedo fría, lo se, lo noto. Cierro los ojos y te veo con más claridad que nunca. Te has cortado el pelo, te has puesto la camisa que me gusta y esa americana que te regalé. Has traído flores. Un ramo de calas, mis favoritas y tu sonrisa muestra que nada fue casualidad. Te sientas a mi lado y acaricias un pelo que ya no existe aunque yo lo siento, como siento tus dedos en mi piel, el olor de esas flores y quizás ya me has besado.

     No hay luz bajo la persiana, ni oscuridad tras el cristal. No hay lluvia, ni copos de nieve, ni olor a coco y granos de café. Ya no hay nada, solo frío. Frío bajo mi piel, helando mis huesos, el vaho de mis dedos. Mi alma. Siento que me voy. 

     Ahora que te veo con más claridad que nunca solo necesito que te quedes. Que te quedes, y me des tu calor.

Óscar Cerezo

Óscar Cerezo

  • Facebook - Black Circle

© 2017 by www.hildafusion.com   

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle