Óscar Cerezo

Óscar Cerezo nació en Madrid un verano de 1978, aunque el destino decidió que su estación favorita fuese otoño. Creador incansable, es el autor de Hacer el amor con palabras, con cuatro ediciones que avalan su éxito, y su actual trabajo El Mercader de Sentimientos, donde muestra una versión madura en su forma de escribir, con un estilo propio. Óscar Cerezo compagina su profesión de Policía y la responsabilidad como padre con su sentimental arte literario, donde como siempre se muestra a corazón abierto.

La señora Pepi.

De nuevo, el vecino de enfrente ha escupido sobre su puerta, dice que le molesta el gato en el alféizar y que se cuele a su terraza.


    La señora Pepi es viuda y vive sola desde hace doce años, Zeus, su gato, es su única compañía y cuando ve la ventana abierta sale a caminar por el borde del muro y marcar los rincones. Luego se sienta como una gárgola y cierra los ojos mientras toma el sol.


    Después de limpiar el salivazo de la puerta, la señora Pepi aparta el ovillo y las agujas de tejer, enciende la radio y quita el polvo acumulado de un día a todas las figuras del salón, las fotos de sus hijos, de sus nietos y su difunto marido, repasa los cristales de las vitrinas, el perro de porcelana y sacude los paños de ganchillo que ella misma hace. Hay paños sobre el tresillo de skay, en la mesa grande, bajo el teléfono de rueda, en las mesillas del dormitorio y el taquillón de la entrada. Cuando la casa está aireada la señora Pepi abre una lata de atún, Zeus entra sin hacer ruido mientras ella entorna las persiana y sale a comprar al mercado. Cuando regresa, su vecino ha volcado un cenicero sobre el felpudo. La señora Pepi barre la ceniza de la entrada, cierra la puerta, enciende la radio, coge el ovillo de lana, las agujas y comienza a tejer.


    El domingo de ramos, la señora Pepi, después de ventilar la casa, limpiar las figuras, sacudir los paños y abrir una lata de atún se viste para ir a misa. Manoletinas negras, medias hasta las rodillas, falda, camisa y un chal que ella misma ha tejido. De riguroso luto se perfuma el cuello y las muñecas, abre la puerta y baja las escaleras. En el portal, junto a los buzones se cruza con su vecino, la barba es de varios días, lleva una camiseta arrugada de las Súper Nenas y unos vaqueros con lamparones. En unas de sus manos sujeta una bolsa verde y dentro tintinean dos botellas. Se miran, pero la señora Pepi no dice nada, se aparta aunque no puede evitar oler a su vecino, escuchar como insulta a su gato Zeus y las amenazas de que como vuelva a pisar su terraza lo desollará como un conejo. La señora Pepi sale a la calle, camina hasta la iglesia, escucha el salmo y confiesa sus pecados, recoge el ramo de olivo y regresa a casa, en la puerta han escrito con algo afilado, “puto gato”.


    La señora Pepi retira el ramo seco del año pasado y pone el nuevo, lo sujeta con alambres a la barandilla de la terraza y santiguándose mete las ramas secas entre la basura. Guarda la falda y la camisa, se quita las zapatillas, las medias y se pone el vestido de estar en casa, el delantal y entra al salón. Coge el ovillo de lana, las agujas y el paño a medio hacer. Sale al rellano, lee de nuevo, “puto gato” y toca el timbre del vecino. Tras unos segundos la puerta se abre, huele a cebolla y vinagre. El vecino le grita que qué quiere, la llama vieja, qué dónde va con el paño de ganchillo y termina la frase con las palabras “puto gato”. La señora Pepi, no dice nada, solo le mira, observa cada expresión, el sarro de sus dientes, su timbre de voz gangoso y sujetando con fuerza la aguja de ganchillo atraviese su ojo hasta que el cráneo frena su inercia. El vecino trastabilla y mancha su cara, el cuello y la ropa, al caer hacia atrás salpica la pared, el suelo y empieza a temblar. La señora Pepi cierra la puerta del vecino con el paño de ganchillo y mira su puerta, las marcas no son profundas. Limpia la aguja en la pila, pone la radio, abre la ventana y comienza a tejer.

Óscar Cerezo

  • Facebook - Black Circle

© 2017 by www.hildafusion.com   

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle