Natacha  G. Mendoza

Amante del arte y la literatura. Reside en Canarias, donde encuentra la inspiración para escribir.

BALAGUER

Creo que las cartas dejaron de existir cuando el papel y el sobre pasaron de moda. Ya nadie recuerda el sabor que el sello dejaba en la lengua. Esa especie de amargura instantánea que te hacía recorrer las letras mentalmente, esas que ibas a enviar. No sólo muchos lo han olvidado, otros muchos ni siquiera lo probarán. No sé escribirte sobre una pantalla, no sé teclear lo que siento. Porque con mi letra te abrazaba, envolvía tu nombre con esa "r" o esa "j" tan redonda y perfecta. Sé que hace mucho que no me lees, la última vez abriste un sobre, con aquel sello amargo de veinticinco pesetas. Leíste, no sólo mis palabras, también mi letra. Y era otra cosa, otra forma de amor, quizá un idioma adaptado a un tiempo que añoro. No enviaré este texto, nunca sabrás que te he seguido escribiendo durante años. A veces, dibujo tu nombre en algún cuaderno, como en aquellos libros del instituto, todos tan llenos de ti. 

Natacha  G. Mendoza

© 2017 by www.hildafusion.com   

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle