Desde el mar de Alborán 

Presina Pereiro

Nací a orillas de Mediterráneo, en Málaga, una ciudad de orígenes fenicios, cálida y acogedora. Soy licenciada en Filosofía y Letras. Investigadora sobre documentación original del siglo XVI. También funcionaria de la Junta de Andalucía. La Historia me apasiona, creo que sin conocerla es difícil avanzar en lo inequívoco. Sin embargo  esa no es mi única afición, me gusta leer, viajar, el cine, los debates, pintar, la fotografía y, sobre todo escribir. 

Lo cierto es que todas mis aficiones giran alrededor de la expresión; así es, necesito comunicar y comunicarme. Había publicado dos libros de investigación histórica y  una treintena de artículos de aportación a la historia del XVI, y, sin mejor motivo que llegar con más facilidad a los lectores, abandoné esa línea y me dedique a la narrativa, a la ficción literaria. Otra escritora, Carmen Bretones, ha dicho que hago historia como si fuese literatura y  literatura de la  historia, creo define mi estilo.    

Dos tiempos y un espacio

Suelen guardar los  pueblos retazos de su historia. 
En el archivo municipal encontré  un  bello documento referido al pasado a la ciudad que nuestro premio Nobel, Vicente Alexandre, definió como “del paraíso” en su célebre poema  “A mi ciudad de Málaga”:

“Siempre te ven mis ojos, ciudad de mis días marinos.

Colgada del imponente monte, apenas detenida

en tu vertical caída a las ondas azules,

pareces reinar bajo el cielo, sobre las aguas,

intermedia en los aires, como si una mano dichosa

te hubiera retenido, un momento de gloria, antes de hundirte para

siempre en las olas amantes…
 … Un soplo de eternidad pudo destruirte,

ciudad prodigiosa, momento que en la mente de un Dios emergiste.

Los hombres por un sueño vivieron, no vivieron,

eternamente fúlgidos como un soplo divino.

Alexandre rememora sensaciones de su infancia, recuerda el color del sol sobre la mar al atardecer, revive aromas y vuelve a sentir que ciega  sus ojos el albor de la cal sobre los muros de su ideal ciudad acogedora,  “Jardines, flores. Mar alentando como un brazo que anhela/a la ciudad voladora entre monte y abismo,/blanca en los aires, con calidad de pájaro suspenso. Ciudad  alexandrina construida de sueños y recuerdos de infancia, ciudad del paraíso…,  muy distinta, mucho, a la que describe el documento impreso en 1649 para dejar constancia de las adversidades que una urbe impía ha merecido:  

© Presina Pereiro, 2019.

ANACARDINA

ESPIRITUAL

PARA CONSERVAR LA MEMORIA

 

de sustos,  que la Divina Justicia (amonestando en-
mi (----)  de ofensas) ha enbiado a esta ciudad de
(M)álaga, desde que se restauró de Moros, hasta
todo el año passado de 1649.

Al Licenciado DOMINICO MARTINEZ

Cura meritissimo en esta ciudad, de la insigne Parroquia del

glorioso Apostol Santiago, Patron de las Españas.

Por Juan Serrano de Vargas y Urueña, natural de la 
ciudad de Salamanca, Impresor en esta de Málaga

Los males que refiere Juan Serrano de Vargas y Urueña, son muchos y diversos pero quizas anticipándose a la mirada del  premio Nobel tambien refiere la grandeza de esta que ahora es muy leal y muy noble :

Ambas perspectivas son incuestionables e irreales…, ambas son innegables y dudosas, ambas corresponden a un criterio, a una    de   época, a una ideología, a un personal  concepto…, ambas responden a tiempos diferentes y dibujan versiones del mismo espacio:   dos miradas, dos sensibilidades que acaso no sean ciertas. 

Presina Pereiro

© 2017 by www.hildafusion.com   

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle