Relatos por:

Belkis M. Marte

Belkis M. Marte. Nació en San Cristóbal, República Dominicana el 21 de Septiembre de 1966. Sus estudios primarios se desarrollaron en la escuela rural de El Tablazo, localidad perteneciente a San Cristóbal, ciudad en la cual cursó el bachillerato en el colegio Emilio Prud'Homme.


A la edad de 19 años emigró a Los Estados Unidos, asentándose en la ciudad de New York. Tan pronto como arribó se inscribió en Hostos Community College, donde obtuvo un grado Asociado. Años más tarde ingresó a Mercy College, obteniendo una licenciatura en ciencias del comportamiento.
 

Madre de tres hijos, su mayor obra ha sido la de educarlos, convirtiéndolos en dos maestras y un estudiante de producción musical.


Belkis labora como Para-Profesional en el Distrito Escolar del Bronx y combina su labor educativa con la creación literaria. “Memorias de mi infancia” es su primer libro. Editado por Oscar Zazo  en el año 2016.  En el 2017, lo publicado en Inglés y en Español, con la editorial Books&Smith.  Con el mismo participó en la feria del libro Lacuhe, 2017.  Como también en la 2da Feria Internacional del Libro, New Jersey 2017.  Su inclinación hacia la poesía la ha conducido a preparar el material para su segunda producción.  Su libro se puede encontrar en Barnes and Nobles online, Amazon, Books&Smith online y en Lulu online.

Me dejó

Salí al patio y Papacito estaba sentado en una mecedora entre la casa y la cocina. Era un lindo día de sol. El cielo estaba azul claro, manchado de nubes blancas. Todo lucía perfecto.

Papacito me llamó y me sentó en sus piernas. Para mí, las piernas de mi papá eran como almohadas grandes y cómodas. Yo me sentía bien alta, casi tocando el cielo. Con sus manos suaves, acariciaba mi pelo enmarañado. Papacito ejercía una magia especial sobre mí; cuando estaba con él, me proporcionaba mucha paz.

Mientras yo disfrutaba de su compañía, Papacito me miraba con profunda pena. Yo no entendía porqué. Mela pasó frente a nosotros con platos en las manos, preparando la comida. Las gallinas picoteaban a nuestro alrededor. Las guineas chillaban fuerte como siempre que iba a llover. Tal vez más, como si sospecharan algo.

Al rato salté de las piernas de Papacito y ajena a todo empecé a corretear las gallinas.

Papacito estaba enfermo. Mi hermano Héctor había salido temprano a buscar sus medicinas. El pueblo estaba muy lejos. Si tenía suerte y encontraba transporte, cuando llegara a la carretera le tomaría casi un día en regresar.

Mi papacito echaba espuma por la boca y apretaba las manos y los dientes. Mi mamá trataba de poner un trapo en su boca para que no se mordiera la lengua. Vinieron Carmelita y Daniel.

Yo seguí correteando las gallinas mientras seguía llegando gente. Yo no comprendía.

Se escucharon muchos gritos. Venían cada vez más vecinos. Mi hermano por fin llegaba con las medicinas. Cuando venía entrando, escuchó gritos desgarrados y no pudo más. Lo tuvieron que cargar para subir la cuesta que estaba antes de llegar a la casa. Más gente, muchos gritos. Mis Hermanas tiradas en el piso llorando inconsolables…

Una señora de piel muy oscura que le llamaban La Morena de U, me cargó y me apretó muy fuerte, mientras decía, “Pobrecita, te quedaste huérfana”. Pero yo seguía sin entender. A ese punto, yo también lloraba.

Lo siguiente que recuerdo es a Méndez, el curandero del campo, midiéndonos con unas cintas para ponerlas dentro de la caja.

Era un ataúd apoyado en dos sillas, una en cada extremo. Estaba en el centro de la sala y Papacito estaba dentro. Me había dejado, pero yo no lo entendía…

Belkis M. Marte 
Tomado de mi libro: Memorias de mi infancia (2018)
belkismarte28@gmail.colm

Belkis  MMarte

  • Facebook - Círculo Negro

© 2017 by www.hildafusion.com   

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle