Natacha  G. Mendoza

Amante del arte y la literatura. Reside en Canarias, donde encuentra la inspiración para escribir.

(Fotografía de Daniel Artos Faza)

RELOJ

Sé que debo morir, que lo haré en esta cama y que seguramente estaré mirando al techo. Soy capaz de deletrear las estrellas que ahora lo cubren. He pasado demasiado tiempo acostado. Una vez me dio por contar los minutos, cuando no encontré el final, me rendí. No sabía que las matemáticas fueran directamente proporcionales al tiempo. Me pregunto si dentro de la muerte seguiré contando… me pregunto demasiadas cosas. Mi madre es una esclava de esta enfermedad, a mi padre lo escucho llegar pero hace meses que no le veo. La última vez que cumplí años tenía veintitrés. Estar completamente vivo en un cuerpo inerte es una agonía, y siempre le temí a una muerte así… Hoy el tren de las cinco ha pasado tres minutos más tarde, al techo se le ha colado una estrella por el lado izquierdo, esta habitación no se pinta desde hace varios años, mis padres pensarán que no merece la pena. En la pared, frente a mis ojos, un reloj sigue torturándome con su interminable goteo, cómo el aparato que me ayuda a respirar; insiste, insiste… y yo, he dejado de hacerlo. 

Natacha  G. Mendoza

© 2017 by www.hildafusion.com   

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle